Busca en el blog

Cargando...

Archive for marzo 2013

brunch & cake


No comments

brunch & cake

Por fiiiiin!!!! Hacía muuuuchos días (semanas, más bien) que me apetecía hablar de este hallazgo pero, estando enferma, no encontraba el momento de ponerme a describirlo, de retocar las fotos... hoy sí, por eso, recuperándome poco a poco de todo este proceso y encontrándome cada día un poquito mejor, hoy me apetece "presentar" esta cafetería, este restaurante, este lugar de encuentro, que me encantó desde el primer día que me llevaron (gracias Xènia!) y que me gusta cada vez más.

Se trata del brunch & cake. Como decía, una cafetería y restaurante pero, sobre todo, un lugar de encuentro con mucho encanto. Cuando entras, en seguida te das cuenta del bullicio que hay, del montón de conversaciones que se dan a la vez pero no es, para nada, desagradable, sino todo lo contrario; es ese sonido de fondo de charlas y risas, de vida, en definitiva.

El vaivén de la gente es, como su cocina, non-stop. No se han acabado de levantar unos cuantos de una mesa, que ya van para allá otros tantos a sentarse. Me sorprendió lo variopinto que es el público. Hay mucha gente joven (adolescentes y veinteañeros), pero también muchas mamás con sus bebés que van a merendar, y gente mayor que va a tomarse un te acompañado de algo bien dulce. Aunque supongo que lo que más me llamó la atención es la cantidad de gente extranjera que hay (cómo lo hacen para enterarse de los sitios cool de la ciudad antes que los nativos??).

Decía que tienen cocina non-stop. La verdad es que la comida está riquísima y la carta se sale de lo convencional; sus platos tienen un toque diferente y se nota que detrás de cada uno hay dedicación y esmero. El día que comí allí disfruté con un pollo tandoori con arroz. Por no hablar de los postres que son, como siempre, mi debilidad. Pasteles caseros y cupcakes de todos los sabores. Qué más se puede pedir? 

Otro punto (puntazo) a favor? el servicio. Las camareras son súper atentas y, a pesar del volumen de gente que hay, te dedican el tiempo que necesites para aconsejarte y siempre sonriendo.

Y la decoración... bueno, es de las que a mí me va. :) De este estilo retro/vintage, todo en tonos blancos y neutros, con mesitas de diferentes tamaños de madera, y un par de sofás. Ah! y dos neveras SMEG!! (me encantan las neveras SMEG! Yo quiero una nevera SMEG!)

La verdad es que, a pesar de ser un local más bien pequeño, es de esos sitios agradables, que invitan a quedarte un buen rato, charlando tranquilamente a cualquier hora del día, ya sea para una comida entre semana, una merienda a media tarde, o un brunch de fin de semana (reconozco que este último lo tengo pendiente porque el día que lo intenté estaba todo lleno!)

Si os apetece probarlo, lo encontraréis en la c/ Enric Granados, 19 (esquina c/ Consell de Cent). No hay ningún metro al lado; los que quedan más cerca son L2-L3-L4 Passeig de Gràcia y L1-L2 Universitat 

Su horario es de lunes a viernes, de 9.30h a 22h, y sábados y domingos, de 10h a 22h.


flores brunch & cake

brunch & cake

brunch & cake

comida brunch & cake

cupcakes brunch & cake

cheesecake brunch & cake
mmm... indescriptible!!
brunch & cake


Feliz semana santa!! felices días de descanso bien merecidos y a disfrutar de estos días festivos!! ***

pure magic


No comments


Sara BarasEl sábado por la noche fue indescriptible. Pura magia. Fuimos a ver el espectáculo de Sara Baras, La Pepa. Habíamos sacado las entradas hacía tiempo y, de hecho, las teníamos para la semana anterior, para el sábado 16 de marzo, pero me pilló en plena efervescencia de mi enfermedad y era del todo impensable ir a ninguna parte, así que probamos de pedir si se podían cambiar para otro día y, por suerte, nos dijeron que, excepcionalmente, sí. Menos mal.

Creo que la primera vez que la vi fue en el 2005, en su espectáculo Sabores. La vi y me enamoró perdidamente. Ya he comentado en más de una ocasión mi debilidad por el flamenco y los bailes del sur. Y, de hecho, una asignatura pendiente muy importante que tengo, es aprender a bailarlo (pequeño paréntesis: me encantaría ir a la Feria de Abril de Sevilla y, por una vez, en lugar de quedarme sentada embobada dándole a las palmas mientras la gente en la caseta baila y baila sin descanso, levantarme yo también y formar parte del increíble espectáculo que es esta Feria). Pero, lo que decía, desde que la vi en aquel Sabores, cada vez que viene a Barcelona intentamos ir a verla y jamás ha decepcionado.

Me cuesta mucho describirla, imagino que es difícil poner palabras a un montón de sensaciones, las palabras quedan cortas. Ella (y todo el cuerpo de baile) son puro sentimiento, pura emoción, y consiguen transmitirlo con cada movimiento, con cada zapateao,  con sus expresiones, con sus gestos, con sus… todo. Pasión y arte se desprenden por cada poro de su piel. Si esto no es belleza, no sé qué es lo que puede ser, sinceramente.

Como este blog pretende ser una plataforma desde donde pueda compartir mi particular visión de aquellas cosas que considero bellas, especiales, únicas, diferentes, me parecía que era del todo imprescindible dedicar un post a esta grandísima bailaora, que consigue tenerme con la carne de gallina y los ojos nublados por la emoción desde que se apagan las luces hasta que se cierra el telón.

Aunque su gira en Barcelona termina dentro de nada, si alguien se anima, sepáis que todavía tenéis tiempo de verla hasta el 31 de marzo en el teatro Tívoli. Es impresionante, de verdad.

teatro Tívoli


pastel de choco y galletas ultra fácil, rápido y bueno!


No comments

pastel de chocolate


El viernes tuve mis primeras visitas desde que enfermé. Yeiii!!! Bueno, miento, ya había tenido una hace un par de semanas, pero aquel día estaba bastante K.O. así que no lo cuento. Lo cierto es que no he querido visitas hasta ahora porque prueba a estar 3 semanas seguidas en la cama, con dolor y ultra dopada y verás qué aspecto tienes. Alentador, no? Pues eso. No solo es el aspecto físico, también es el estado anímico. Repito lo mismo: prueba a estar 3 semanas seguidas en la cama, con dolor y ultra dopada y verás cómo te sientes.

El caso es que, poquito a poco pero, toca ir haciendo vida "normal" y, aunque la compañía de mi madre y Rícard son súuuuuuuuuper gratas (no les puedo agradecer bastante lo que están aguantando conmigo, en especial mi madre, que hace dos semanas que me tiene instalada permanentemente en su casa), lo cierto es que empieza a apetecer ver otras caras y pasar un buen rato, aunque sea cortito.

Así que sí, el viernes recibí visitas. Lidia y Laia, dos soles enormes a las que quiero un montón, que vinieron dispuestas a hacerme reír, a animarme y a pasar una buena tarde.

Por este motivo, el jueves aproveché el ratito que mejor me encontraba e hice un pastel, para tener merienda para el día siguiente. Aunque era la primera vez que lo hacía, se trata de un pastel muuuuuuy fácil (como todas las recetas con las que me he atrevido hasta ahora) y ultra rápido de hacer y, sabéis qué? Estaba delicioso. Así que os pongo la receta por si alguien se anima a probar.

Pastel de chocolate sin hornear 

ingredientes

- 225g de mantequilla sin sal troceada
- 250g de chocolate negro (del de repostería)
- 55g de guindas picadas
- 55g de nueces picadas
- 12 galletas rectangulares (yo lo hice con las típicas Chiquilín pero cada uno a su criterio!)

preparación

1. En un bol, mezclar las guindas y las nueces picadas o troceadas bien pequeñas

2. Derretir la mantequilla y el chocolate al baño María (en un cuenco resistente al calor, poner la mantequilla y el chocolate, y el cuenco colocado sobre un cazo con agua hirviendo a fuego lento). Remover constantemente hasta que se fundan y formen una mezcla homogénea. Apartarlo del fuego y dejarlo enfriar ligeramente.

3. Verter un tercio de la mezcla de chocolate en un molde rectangular. Cubrir la mezcla con una capa de galletas y luego con la mitad de las guindas y las nueces. Volver a verter la mezcla de chocolate por encima y repetir el proceso (cubrir con galletas y luego con las guindas y nueces). Rematar con una última capa de chocolate.

4. Cubrir el pastel con film transparente y dejarlo enfriar en la nevera unas 12h. Cuando esté bien frío, volcarlo sobre una fuente y... voilá!!

Feliz fin de semana!!! (o lo que queda de él!) ***

PD. El molde que yo utilicé era de silicona, así que no hizo falta cubrirlo con papel vegetal ni nada parecido porque después el pastel salió prácticamente solo. Si lo hacéis con un molde que no es de silicona, entonces creo que mejor forrarlo antes con papel vegetal, no sea que después el chocolate se quede pegado.

cerezas en almíbar

chocolate

chocolate

pastel de chocolate y galletas

pastel de chocolate y galletas

pastel de chocolate y galletas

PD1. La receta está extraída del libro Chocolate. Deliciosas y sencillas recetas explicadas paso a paso

some thoughts and... spring time!


No comments

flores invernadero
(vía pinterest)

Miércoles 20 de marzo. Sigo enferma. 3 semanas ya. Esto es agotador. Evidentemente, no me encuentro como el primer día, ha habido una mejoría (demasiado leve para mi gusto), pero sigo irremediablemente en la cama la mayor parte del día porque estoy muy débil, muy cansada y muy flojilla.

Tantos días de reposo me han dado muuuuuuuucho tiempo (todo el tiempo que habitualmente me quejo de no disponer) y, como no puedo hacer prácticamente nada por estar demasiado débil, lo he aprovechado para pensar (qué remedio, no?). Ahí van algunos de los pensamientos que me han ido pasando por la cabeza:

1. El cuerpo es muy sabio. Hacía tiempo que sabía que tenía que frenar el ritmo, parar un poco, tomar aire y respirar, replantear cosas, y no lo hacía. Y qué pasa si no lo haces a las buenas? Pues que lo haces a las malas. Tú no paras? No te preocupes, lo hace tu cuerpo por ti.
Por este motivo no estoy demasiado enfadada con todo el proceso que llevo. Desanimada? Sí. Bastante (y, según los días, mucho), pero enfadada no. Agradecida, en cierto modo, porque creo (estoy convencida) que yo no hubiera parado como he tenido que parar ahora.

2. Parar va bien, te da una nueva perspectiva de las cosas. Como ya he comentado alguna vez, yo tiendo a ir revolucionada, corriendo a todas partes, intentando abarcar más de lo que puedo y... cómo es aquella frase? Quién mucho abarca poco aprieta? Pues eso. Intentando llegar a todo pero sin hacer nada realmente a conciencia. Y cuando corres mucho no puedes pensar, estás demasiado inmerso en el "haz, haz, haz" pero cuando paras... cuando paras puedes ver las cosas con perspectiva, puedes ver la imagen global y puedes relativizarlo todo. Por ejemplo: yo llevo 3 semanas totalmente parada y, sorprendentemente, el mundo ha continuado girando sin mí. Será que todo lo que tenía que hacer no era tan importante ni tan imprescindible?

3. Decía que parar te permite pensar, y también revisar. A mí me ha dado por revisar qué hay en mi vida que no me satisface, y esto me ha llevado a pensar en los cambios y en lo terroríficos que pueden resultar a veces. Yo tuve una profesora en la carrera que me dijo que nuestra actitud frente a los cambios suele venir determinada por nuestra experiencia con ellos. Es decir, cómo han sido los cambios importantes que has tenido en tu vida?  Voluntarios? Impuestos? Deseados? Traumáticos? Repentinos? En función de cómo hayan sido, tu actitud frente a los cambios será una u otra. Lo cierto es que mi experiencia con los cambios (significativos) no ha sido muy positiva y esto ha determinado mi posicionamiento frente a ellos. Los cambios me dan pánico. La idea de voluntariamente ir hacia la incertidumbre, hacia una cosa que no sabes, que no conoces, me asusta bastante pero, qué es mejor, lanzarse a la piscina y probar algo nuevo o continuar con una cosa que no te gusta, que ya no da más de sí?

Aquí va un video que me encanta que va precisamente sobre esto, sobre el atreverse a cambiar.

Y yo creo que ya está bien por hoy, no? Que menudo rollo tengo... Pero como hace poco más de una hora que hemos entrado en la primavera y esto me encanta porque significa que los días son más largos, que hay ese solecito que calienta pero no achicharra, que ya se puede volver a estar en una terracita con una cervecita bien fresca, que apetecen actividades al aire libre y que todo se ve des de una perspectiva más optimista, dejo unas cuantas imágenes muuuuuuy apetecibles de cosas que pienso hacer en cuento me recupere. Feliz miércoles!! ***
comida con amigos
(vía pinterest)

summer time
(vía pinterest)

bicicletas
(vía pinterest)

hamaca
(vía pinterest)

  

ivo & co


No comments


ivo & co


Aunque llega un pelín más tarde de lo que tenía previsto (culpable: virus), aquí está nuestro último hallazgo en el Born, fruto del paseo que dimos el sábado de la semana pasada por la tarde.

Había oído hablar de la tienda y leído acerca de ella, pero no la había visitado personalmente. Es una auténtica cucada. Tiene todos los vasos, cuencos, tazas, copas, jarras, teteras, hueveras, coladores... que querrías tener en tu cocina. Y no sólo eso. Aunque su especialidad es el menaje de cocina, también tienen otras cosas para la casa, igual de bonitas y diferentes. Yo me quedé prendada de los diferentes pomos que tenían para armarios (y ya he decidido qué armario va a sufrir un cambio de look en breves) y de unas letras metálicas decorativas.

El estilo prevalente, si me preguntas, es una mezcla de vintage y nórdico: formas simples y  monocromáticas, pero con un toque de noséqué que le da un punto diferente.

Justo en la acera de enfrente hay otra tienda ivo & co para niños, con juguetes y decoración infantil. Igual de apetecible, a juzgar por el aparador. Aunque estuve muy tentada, aquí ya no entré (una cosa era convencer a Rícard para entrar en la de cocina y otra en la de niños. no way).

Si necesitáis renovar algún utensilio de vuestra cocina o casa (o no lo necesitáis pero os apetece daros el capricho), podéis pasaros por ivo & co de lunes a sábado, de 11h a 15h y de 17h a 21h, en

c/ del Rec, 20
93 268 33 31
L4. Jaume I

ivo & co

ivo & co

ivo & co

ivo & co

ivo & co

ivo & co

ivo & co

Feliz semana!! ***

some perfect moments


No comments

Alguna vez te has sentido harta(o) de todo, que parece que no puedas más, que estás cansada(o), que estás bloqueada(o), que tienes ganas de gritar, de salir corriendo, de empezar de nuevo (y no sabes cómo) y...?? aaaaaarrgggg!!!!! No? Qué envidia... Yo, sí. Hoy, por ejemplo. Y toda esta semana, me parece. No es nada grave, por eso, lo atribuyo a que sigo enferma y empiezo (empiezo?? ja!) a estar muuuuuuuy cansada de todo esto.

Por eso, llámalo "intentar motivarse y salir de ese bucle que no aporta nada bueno" o simplemente "masoquismo", he pensado que algunas imágenes de momentos de tranquilidad, de paz con uno mismo, de silencio, de bienestar, de grata compañía, de felicidad... en definitiva, que algunas imágenes de momentos perfectos podrían aportar un poco de sosiego y calma en todo este proceso de impotencia, frustración, malhumor y rabia en el que estoy inmersa. 

Cruzamos los dedos para que empiece a encontrarme mejor YA? Vamos a cruzarlos! :)

Feliz fin de semana!! ***

perfect moments
(vía pinterest)

leyendo un libro
(vía pinterest)

desayuno en la cama
(vía pinterest)

summer time
(vía pinterest)

perfect moments
(vía pinterest)

perfect moments
(vía pinterest)

resumen del fin de semana


No comments

Este fin de semana ha sido muuuuuuuuuuy tranquilito. Yo sigo arrastrando mi virus así que mi cuerpo pedía mucha tranquilidad. A excepción del sábado por la tarde, que parecía que estaba mejor y pudimos salir un rato a dar una vueltecita (como un par de abuelitos... qué lástima, a esta edad) y descubrir alguna tienda bien chula que pondré esta semana en el blog, el resto del fin de semana ha sido de estar muy en casa y hacer pocas cosas y a un ritmo más bien lento. Lo que sí hemos hecho ha sido ver un montón de películas, 4 en total (los dos chicos del videoclub, encantados cada vez que nos veían entrar en la tienda, claro): películas sensiblonas y de poco argumento (pero ideales para cuando no te encuentras bien y lo único que quieres es pasar un buen rato); películas de trama de suspense que te tienen al borde del sofá y de los nervios de principio a fin; películas más profundas, con un claro mensaje, que dan que pensar... hemos pasado por todos los géneros (menos por las de terror, éstas son superiores a mí, lo siento). De hecho, si lo pienso, no ha estado tan mal. Ha estado bastante bien, la verdad. Para una persona como yo, que suele ir revolucionada todo el día y a un ritmo un poco-muy frenético, hacer las cosas con tranquilidad, saboreándolas y sin prisas ha sido sido todo un descubrimiento y aprendizaje. A ver si cuando me encuentre del todo bien soy capaz de mantener, por lo menos, una parte de este espíritu y disfrutar un poco más y correr un poco menos (cruzo los dedos porque tengo tendencia a olvidarme de ciertas cosas y a volver a hábitos poco saludables!).

Aún así, lo reconozco, con el buen tiempo que está haciendo estos últimos días, y habiendo pasado una semana entera en la cama, mi cuerpo está pidiendo a gritos salir a la calle, pasear, reír, hacer deporte, disfrutar del sol en una terracita... mi cuerpo pide verano ya!!! Así que a ver si me recupero de una vez por todas que esto empieza a ser un poco cansino.

De todos modos, lo mejor, mejor, mejor de este fin de semana y de muchos fines de semana (y de ahí el escribir este post, era la excusa para poder decirlo y compartirlo :p) ha sido la llegada de mi hermano!!!! Sip, lo tendremos aquí TODA una semana (lo pongo en mayúsculas porque mi tendencia natural sería decir SOLO una semana, pero estoy practicando el ver el lado positivo de las cosas y una semana es más que nada, no? Pues eso). Va a ser caro de ver porque ya ha dejado claro que tiene una agenda muy apretada, repleta de actividad social con los amigos del básquet, del colegio, del otro colegio, y de no sé cuántos lugares más, pero lo tenemos aquí y esto da alegría y tranquilidad. Estoy contenta. Muy contenta.

Esto es todo por hoy. Feliz semana!! ***

Happy reencuentro en el aeropuerto. Dios, cuánto lo echo de menos cuando no está!!






pastelería Hofmann


No comments

pastelería Hofman

Hoy, que me encuentro un poquito mejor, me apetece hablar de uno de nuestros "hallazgos" del fin de semana. El sábado por la tarde, justo cuando el virus estomacal empezaba a dar señales de vida, estuvimos callejeando por el Born, una de las zonas con más encanto, sin lugar a dudas, de Barcelona.

Está llena de tiendas únicas, de cafeterías y bares singulares, de rinconcitos especiales... una delicia para ver y pasear, des de luego. Nosotros, cada vez que vamos, descubrimos algún espacio diferente que todavía no conocíamos.

El sábado fue el turno de la pastelería Hofmann. Había oído hablar de ella, y alguna compañera de trabajo me la había recomendado, pero nunca había entrado ni comprado nada de allí. Gran ignorancia por mi parte porque... lo que me he perdido todos estos años!

La pastelería está decorada con buen gusto, la verdad. Pero lo que venden... eso sí tiene buen gusto, es impresionante! Me imaginaba que estaría bueno porque Hofmann es una escuela de cocina con una gran reputación y prestigio y, a pesar de que solo probamos una de sus tentaciones (mi estómago ya daba señales de advertencia porque puedo asegurar que, si no, arraso con todo), lo encontré totalmente delicioso. Nosotros compramos una especie de galletas (digo especie porque, de aspecto, parecían más unos gauffres, aunque con tamaño de galleta y, definitivamente, con sabor a galleta) de chocolate con chocolate negro por encima (valga la redundancia porque el chocolate nunca sobra). Sin palabras, de verdad. 

Además de estas galletas/gauffres, había croissants de distintos sabores (mantequilla, almendra, frambuesa); bizcochos (cakes queda mejor) de limón, y de chocolate y vainilla; bombones; catanias; tabletas de chocolate en forma de sardinas; estos pasteles americanos que se han puesto tan de moda últimamente, que tienen una apariencia exquisita... yo me quedé con las ganas de probar alguno de los postres individuales que tenían: tiramisú en vaso, tartaleta de frambuesa, tarta brownie con cremoso de chocolate...mmm... creo que cuando esté recuperada de mi estómago, me acercaré a comprar un postre de estos para celebrarlo!

Si os queréis acercar a conocer la pastelería y a probar alguno de sus dulces (cosa totalmente recomendable), los encontraréis en

c/ Flassaders, 44 (L4. Jaume I)
Tel. 93 268 82 21

En el siguiente horario:

- de lunes a miércoles, de 9h a 14h y de 15.30h a 20h
- jueves, viernes y sábado: de 9h a 14h y de 15.30h a 20.30h
- domingos: de 9h a 14.30h


pastelería Hofman

pastelería Hofman
los postres individuales que comentaba. tienen buena pinta o no tienen buena pinta? tienen pinta buenísima!! 
pastelería Hofman

pastelería Hofman

pastelería Hofman
estas son las galletas que compramos nosotros. riquísimas! 


   

lluvia, lluvia, lluvia y... más lluvia


No comments


Llevamos ya 3 días de lluvia non-stop, viento, frío... días grises y poco apetecibles, vaya. Por lo menos en Barcelona. Aunque, según cómo se mire porque, si este frío y lluvia los ves des del ventanal de un salón con chimenea (encendida), acurrucadito con una manta de esas tan gustosas, y una taza de chocolate caliente entre las manos, qué quieres que te diga, tiene su gracia ;)

Dicen, por eso, que el agua es símbolo de pureza y de limpieza así que, quién sabe, quizás esto es lo que necesitábamos todos, y también la ciudad. Un buen baño de agua, que se lleve todo lo que sobra, y que podamos empezar de nuevo, más limpios, más ligeros y con más buenas vibraciones.

Yo debo estar un poco como el tiempo, pues llevo 4 días (¿o un poco más? he perdido la noción del tiempo...) con un virus estomacal que me tiene totalmente K.O. De la cama al sofá, este es el resumen de mis últimas 96 horas. Pero sin aburrirme porque he estado tan aturdida que no he sido demasiado consciente del paso de las horas. Hoy parece que estoy un poquito más lúcida (lo digo en voz baja porque no las tengo todas), así que me he animado a escribir un ratito.

Pues eso, que yo debía necesitar también una buena limpieza para poder empezar de nuevo, con fuerzas renovadas. Espero que ambos (la lluvia y mi virus) hayan cumplido ya su misión y que mañana salga el sol para los dos.

Y, mientras tanto, pues a seguir aguantando y, ¿por qué no?, intentar ver el lado bueno de las cosas. Feliz miércoles!